BioMarketing: La nueva ventana a un sinfín de posibilidades

BioMarketing: La nueva ventana a un sinfín de posibilidades

¿Habían escuchado anteriormente el término? Para la mayoría de nosotros probablemente puede ser algo nuevo y sin duda muy interesante... 

En la rama de la mercadotecnia nos encontramos diversas vertientes que se desprenden de la misma, esto ya que tanto el mercado como el consumidor cambian a menudo y los hábitos de consumo hoy en día no son los mismos que hace 10, incluso 5 años atrás. La tecnología, aspectos políticos, culturales, sociales, incluso personales nos han hecho evolucionar pero a la vez nos hemos vuelto más complejos de entender por lo que se ha convertido en un reto para nosotros quienes nos dedicamos al tema de la publicidad en desarrollar ideas y/o conceptos que impacten y a su vez comuniquen el mensaje que deseamos transmitir.

La neurociencia y la nostalgia son algunas de las áreas que estas nuevas ramas del marketing abordan hoy en día, entiéndase por términos como neuromarketing, marketing del recuerdo, marketing sensorial, entre muchos más que podríamos llegar a tocar, pero en este caso nos enfocaremos específicamente en el BioMarketing.

En este blog previamente se han tratado temas sobre los avances tecnológicos y en como estos afectan o benefician nuestro ciclo de consumo, desde la existencia de un deseo o necesidad hasta el momento de la compra final, así que en este artículo volveremos a hablar un poco sobre los maravillosos beneficios de la tecnología y el alcance que esta tiene en nuestra toma de decisiones como consumidores de cualquier bien o servicio.

El BioMarketing nos permite obtener información de nuestros clientes mediante tecnología muy avanzada que se basa en el reconocimiento facial, esto obviamente abre un sinfín de posibilidades a las empresas o agencias especializadas para el desarrollo de campañas de marketing interactivo, incluso para el área de investigación de mercados, esta tecnología nos permite recabar información y registrar características para clasificar a nuestros clientes, abriéndonos las puertas a una segmentación mucho más precisa, de manera automática podremos identificar el rango de edad, etnia, género, etc… con estos resultados se podrán redefinir las estrategias comerciales, esfuerzos publicitarios y adaptar el contenido que se mostrará en establecimientos, un ejemplo de ello podría ser una campaña para una marca de lencería reconocida, imaginemos una pantalla en el exhibidor adaptada con el gadget que solamente escaneando el rostro de las personas que pasan frente a la misma podrá definir el género y rango de edad, en ese momento cuando una mujer de unos 25-30 años pase por la tienda, la pantalla de inmediato se encenderá mostrando un spot de no más de 30 seg con un llamado a la acción y así lograr una conversión, es decir, una venta dentro del establecimiento.

Esto es sólo un ejemplo básico o simple, obviamente hay muchísimas posibilidades con el uso de la tecnología de BioMarketing, la cual se considera uno de los negocios más rentables para este año, hacer publicidad inteligente con contenidos adaptables podrá ahorrar u optimizar el presupuesto para grandes marcas en términos de publicidad y medios.

El sistema de análisis facial obviamente es costoso, por todo lo que este involucra desde las cuestiones técnicas hasta los análisis y resultados que podremos obtener, además de que es una tecnología muy nueva pero esperamos que siga desarrollándose y creciendo, que sin duda es muy apasionante el poder ser testigos de la evolución tecnológica en el mercado.

 

 

Lem. Hugo André Vela Medina

Director de Mercadotecnia y Comercialización

paginaswebaguascalientes.com